Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2017

#Madurescencia y nuevos ciclos laborales: por qué el edadismo debe desaparecer.

Imagen
La longevidad es un sello del progreso humano. Ashton Applewhite

Ando estos días recopilando material para mi libro "La revolución madurescente". Su redacción es la mejor excusa para documentarme sobre "edadismo" y Gestión de la Edad y no importa si verá o no la luz, sino lo que me enriquece esta labor de hormiguita de ver qué se está cociendo en el mundo a la vista de la caída de la natalidad y el alargamiento de la esperanza de vida...

Hoy ha caído en mis manos, gracias a mi buena amiga Maite Sánchez-Mora, un estupendo artículo de la MIT Sloan Management Review de Lynda Gratton y Andrew Scott titulado "Las implicaciones corporativas de vidas más largas"  que ha venido a reforzar las tesis que vengo defendiendo desde hace unos años y que no puedo evitar parafrasear.


Demógrafos, sociólogos, especialistas en salud laboral y prevención de riesgos, economistas y  hasta futurólogos alertan continuamente en las redes y en los medios de comunicación sobre el envej…

No tengo edad. A modo de declaración de principios

Imagen
A MODO DE DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS(Non ho l’età)
Cuando era pequeña me gané a pulso el apodo de “Gran Houdini”, célebre mago y escapista que podía librarse de cualquier atadura y escapar de cualquier encierro. Me contaba a menudo mi madre que me ataban a la trona con varias corbatas de mi padre y no tardaba ni un minuto en desembarazarme de los nudos y deslizarme hasta el suelo en una alocada carrera a cuatro patas, ya que ni andar sabía todavía.


En cierta ocasión, y de eso había constancia fotográfica que perdí en una de mis muchas mudanzas, me encontraron fuertemente agarrada a la cuerda de una persiana, en la parte más alta de una ventana que tenía esos mecanismos antiguos que enrollaban la persiana al accionar una palanca. Contaba mi madre como oía sin verme mi lastimera vocecita, -¡mamá, estoy aquí!- y no daba conmigo.
Siempre he sido más pequeña de lo correspondía a mi edad y bajita me he quedado. Lo que de pequeña me daba una especial habilidad para escabullirme, esconderme, obse…